(+34)93 115 85 78    Contacto

 
media

El uso frenético de los lavamanos en hoteles, bares, restaurantes y colectividades, sobre todo en estos meses de verano en los que la afluencia de público es mayor que durante el resto del año, hacen imprescindible un correcto mantenimiento del lavamanos para su buen uso y duración en el tiempo

 

Y es que, la higiene es fundamental en todos los ámbitos, pero en un sector como es la hostelería, en el que continuamente se ofrece un servicio de cara al público, la calidad es imprescindible y esto empieza por el adecuado mantenimiento del mobiliario de hostelería, en el que los lavamanos constituyen un elemento de gran importancia.

 

De todo el mobiliario de hostelería de nuestro establecimiento, el lavamanos es uno de los componentes que requiere más cuidados. En general, encontraremos en el mercado dos tipos de lavamanos: los de pie o los murales, ambos fabricados con acero inoxidable y acabado satinado. Este diseño les confiere elegancia a la vez que un fácil uso para el personal de hostelería.

 

En algunas ocasiones y debido a diseños de los lavamanos, se dificulta la limpieza y mantenimiento en algunos lugares que suelen acumular bacterias y suciedad. A continuación, desarrollamos algunos consejos para el correcto mantenimiento de este tipo de mobiliario de hostelería. 

 

Recomendaciones para mantener un lavamanos

 

1. Prevención de su suciedad: Se trata del primer aspecto que debemos tener en cuenta para mantener nuestro lavamanos a punto. Es recomendable evitar que se acumulen residuos de alimentos, bebidas y productos de limpieza en el sifón, para que así la tarea de limpieza sea menos compleja. 

 

2. Ser constantes en la limpieza: Dado que este mobiliario de hostelería se usa continuamente, debemos tratar de mantener limpio el lavamanos desde primera hora del trabajo, es decir, desde que se abre el establecimiento, y después de cada uso para que, al final de la jornada, nos encontremos con un lavamanos limpio que está prácticamente nuevo.

 

3. Utilizar productos adecuados: El lavamanos es nuestra herramienta de higiene que, de forma indirecta, dirá mucho de nuestro establecimiento y servicios de hostelería. Debemos emplear productos de limpieza adecuados para mantenerlo a punto en todo momento. Gastar un poco más en ellos será a la larga una inversión de futuro, pues el mantenimiento de nuestro mobiliario de hostelería será más duradero y de calidad.

 

4. Evitar atrancos: Es algo que parece muy lógico, pero que en muchas ocasiones, por la prisas del servicio, pueden ocurrir. Debemos evitar las obstrucciones de restos alimenticios en nuestro lavamanos y en caso de atrancos es aconsejable llamar a un profesional para que lo elimine antes de hacerlo nosotros mismos si no sabemos como.

 

Si seguimos estos sencillos consejos de cuidado del lavamanos, contribuiremos a que nuestro mobiliario de hostelería se mantenga en perfecto estado, lo que repercutirá en una mejor calidad de la imagen, servicio y funcionamiento de nuestros establecimientos hosteleros.

  • Jul 17, 2018